sábado, 26 de julio de 2008

Educación física e interculturalidad

Hoy en día el número de alumnos musulmanes en nuestras aulas es cada vez mayor. Desde la educación física debemos de tener en cuenta el mes sagrado del Ramadán, durante el cual nuestros alumnos se abstienen de comer y beber desde la salida del sol hasta la puesta del sol. Esta circunstancia debería ser tenida en cuenta en nuestras programaciones de educación física ya que sobretodo la abstinencia de líquidos puede comprometer la participación de estos alumnos en trabajos físicos intensos. Así mismo deberemos evitar el realizar actividades que conlleven una perdida elevada de líquidos a través de la sudoración.
¿Qué contenidos deberíamos plantear? Lo ideal es realizar actividades físicas recreativas en ambientes frescos evitando los locales con una temperatura elevada. Los contenidos de expresión corporal, de relajación y juegos serian una buena alternativa para que de esta manera nuestros alumnos tengan una clase de educación física agradable y sobretodo adecuada a este mes de la abstinencia.

No hay comentarios: