lunes, 15 de septiembre de 2008

Pruebas físicas no máximas

Parece conveniente que lo primero que debemos de pensar es ¿Qué queremos conseguir con el trabajo de condición física en nuestros alumnos? se nos van a plantear diferentes alternativas:

a) Buscar el rendimiento
b) Dar herramientas para que en un futuro ellos sean capaz de organizarla.
c) Fomentar la salud

Dentro de las opciones que no buscan el rendimiento podemos proponer diferentes alternativas:

a) En función de la capacidad física de nuestros alumnos podemos plantear la opción de hacer el mayor tiempo posible de carrera continua aeróbica hasta llegar al máximo aconsejable para su edad. De esta manera estaremos evaluando la capacidad de superación y a la vez el alumno recibirá la información de que es capaz de hacer un trabajo beneficioso para la salud sin pasarlo mal.

b) Test de Rockport: que es válido para valorar a los sujetos con baja condición física. Se trata de recorrer una distancia de 1609 metros andado a ritmo individual. Se controla la FC y el tiempo que se tarda en recorrer la distancia y para saber el VO2 max se realiza la siguiente formula:

Vo2 max= 132,6- (0,17x Peso corporal)- (0,39x la edad)+ (6,31 por el sexo (o mujeres 1 hombres) - (3,27 x tiempo) - (0,156 x la frecuencia cardiaca).

miércoles, 10 de septiembre de 2008

La necesidad de reflexionar en las clases de educación física

En muchas ocasiones las sesiones de educación física se limitan a que nuestros alumnos realicen una serie de ejercicios sin que ellos entiendan el sentido de esa práctica. En fin, cuando alguien le pregunta a esos niñ@s que han realizado en educación física estos contestarán que saltar y pasar una pelota... ¿Es eso lo que pretendía el profesor?. Evidentemente no, pero no ha logrado hacerle comprender al alumno el porqué de esos ejercicios el objetivo de la clase. Es por ello que animo a todos los docentes de educación física a comunicar previo al inicio de la clase, el que se va a trabajar y porqué de esa manera y al final de la clase dedicar unos minutos a reflexionar como se ha trabajado y que les ha parecido. Con estas propuestas tan sencilla quizás los niñ@s ya no digan que solo corren o saltan y que lo que han realizado es un trabajo de fuerza o un trabajo cooperativo. No es tan difícil ¿No creen?

Comienza un nuevo curso

Pues si, parece que ya ha llegado la hora de la verdad y todos los docentes nos preparamos para empezar el nuevo curso con buen pie. Todos esperamos con impaciencia el poder poner en práctica todas esas mejoras que hemos pensado a lo largo del verano. Pero antes nos quedan las tediosas programaciones sin duda algo fundamental para el buen desarrollo del curso, los momentos de reflexión que realicemos ahora sin duda nos evitarán algún que otro quebradero de cabeza a lo largo del curso. En estos días deberiamos prestar atención a la progresión de contenidos dentro de un mismo curso y a lo largo de la etapa. La progresión justificada es sin duda nuestra mejor herramienta para lograr que nuestros alumnos alcancen aquello que nos proponemos.