sábado, 31 de mayo de 2008

Material... instalaciones.... ¿Todo se puede cambiar?

Las instalaciones y el material deportivo del que disponen muchos centros escolares puede ser muy escaso, esto debe ser un motivo para empezar a agudizar el ingenio y buscar nuevos usos a los materiales existentes. Desde mi punto de vista todo material puede llegar a resultar útil con independencia del estado que llegue a encontrarse.
Por ejemplo, si disponemos de balones pinchados estos pueden servirnos para delimitar zonas de actividades, como "conos" y un medio excelente de trabajar el pase en modalidades como baloncesto o balonmano ya que este material al no poder botarse obliga a jugar pasando la pelota.
Con las instalaciones deportivas ocurre igual, debemos buscarle todos los usos que sea posible para de esta manera poder compensar la falta de materiales o infraestructuras... ¿Queremos enseñar padel en la escuela? Pues esa sala que tenemos con paredes de fondo nos pueden ser útiles para enseñar padel de manera adaptada...
La creatividad del profesorado en muchas ocasiones puede suplir la falta de materiales ¿no creen?....

sábado, 17 de mayo de 2008

Los ejercicios contraindicados

Si queremos potenciar la salud en nuestras clases de educación física tenemos que tener en cuenta que tipo de ejercicios realizamos.
Debemos destacar que muchos de los ejercicios que habitualmente se usan para realizar estiramientos o ejercicios de fuerza pueden ser a la larga perjudiciales para nuestras articulaciones. Con el paso del tiempo la repetición de estos ejercicios sesión tras sesión puede acarrear problemas.
El ejemplo más claro de esto suele estar en los ejercicios para trabajar abdominales que aun siguen realizándose en muchas clases. La ejecución de los abdominales con los pies sostenidos por un compañero, las manos detrás de la cabeza y subiendo el tronco desde el suelo hasta la vertical, no hace más que perjudicar la columna vertebral. La pregunta seria ¿Si quiero promocionar la salud en mis clases, no tendré que variar y analizar que ejercicios propongo? La respuesta seria por supuesto que si.
Os dejo algunos artículos que analizan algunos de los estiramientos o ejercicios perjudiciales:
estiramientos contraindicados

Ejercicios contraindicados y sus alternativas

jueves, 8 de mayo de 2008

Atención a la diversidad ¿Se pone en práctica?

Desde mi punto de vista en numerosas ocasiones la atención a la diversidad se queda en el mero hecho de ser plasmada en un papel y quedar como simple apartado decorativo dentro de nuestras programaciones.

En otras ocasiones entendemos la atención a la diversidad como atender a una persona en concreto con un síntoma determinado y sobretodo la moda se centra ahora en centrar la atención a la diversidad en enfermedades cuanto más raras mejor.

Lo que estamos haciendo es olvidar el verdadero sentido de la atención a la diversidad. En nuestras clases de educación física encontraremos alumnos de todos los tipos ya que en las clases de educación física la heterogeniedad es lo normal. Es por ello que encontraremos alumnos con asma, alumnos con escoliosis, alumnos competitivos, alumnos más "parados"... y a todos ellos hay que atenderlos y darles alternativas.

Sinceramente creo que el profesor no puede dar un trato individualizado a 20 alumnos al mismo tiempo, pero si adaptar los ejercicios que se proponen para los alumnos con diferentes, capacidades, actitudes e intereses.

Es práctica muy común durante unidades didácticas de resistencia el intentar que todos nuestros alumnos lleven el mismo ritmo durante ciertos ejercicios... nosotros podemos adaptar esos ejercicio a la intensidad adecuada para cada uno de nuestros alumnos y de esta manera tan simple ya estamos atendiendo a la diversidad.

Si nos lo proponemos no es tan difícil.

lunes, 5 de mayo de 2008

Una reflexión sobre la evaluación en educación física

La evaluación en educación física, es algo en constante evolución. Entre el profesorado de educación física se suele encontrar desde aquellos que la basan en los conceptos, otros en los procedimientos y otros en los actitudes.

Aunque prefiero centrarme en lo que desde mi punto de vista no debe ser la evaluación en educación física. Si nuestro objetivo es conseguir que nuestros alumnos sigan practicando actividades deportivas una vez terminados sus estudios, debemos centrarnos y valorar el esfuerzo que cada uno de ellos pone en las clases de educación física. Si solo valoramos el rendimiento estamos poniendo en desventaja a aquellos alumnos menos capacitados físicamente y no debemos de olvidar que educación física consiste en educar y no en formar deportistas de alto nivel.
Debemos dejar a un lado la evaluación basada en el rendimiento y buscar una evaluación basada en el progreso personal de cada alumno y en su afán de superación, de esta manera conseguiremos realizar un proceso evaluativo no discriminatorio.

¿A qué nos lleva esta evaluación basada en el esfuerzo y en el progreso personal? En primer lugar a una nueva concepción de la clase de educación física, la enseñanza comprensiva lejos de simples repeticiones de ejercicios fuera de contexto que no hacen más que aumentar el pensamiento del alumno de que estamos en una asignatura no útil para su día a día.

Sin duda todos los docentes de esta asignatura deberíamos reflexionar en nuestro día a día y a raíz de eso realizar una evaluación, lejos de rendimientos y resultados y más acorde con lo aprendido por el alumno.

sábado, 3 de mayo de 2008

Falsos mitos de la actividad física IV: La perdida de grasa localizada

Seguro que en alguna ocasión algún alumno nos habrá preguntado ¿Qué ejercicios debe de hacer para perder grasa en la zona abdominal?. Mi opinión es que dentro de esa cultura física básica que debemos de transmitir a nuestros alumnos, deben estar incluidas todas estas falsas creencias.

¿Qué debemos responder ante la pregunta de la perdida de grasa localizada? Sin duda, debemos ser tajantes y decir claramente que eso no es posible. Para nuestros alumnos podemos mostrarles ejemplos como el comparar los brazos de Rafa Nadal, se supone que debería de tener un porcentaje de grasa más bajo en el brazo dominante y eso no es cierto.

Es importante transmitirles a nuestros alumnos que la grasa no pierde de forma localizada y que por lo tanto deberán de tener paciencia, realizar un buen programa de ejercicio físico y llevar una dieta equilibrada.

En nuestras manos empieza la salud de años venideros y eso no debemos de olvidarlo nunca.